Páginas vistas la semana pasada

Loading...

Barragan

Barragan
la fuente de la vida
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 11 de diciembre de 2009

A Quito






Quito, Ecuador — lunes, 20 de abril de 2009
Al dar una vuelta por el vecino país advertí menos confrontación política, al menos en la parte visual que en las calles Venezolanas (no tanto en los periódicos), solo prevalecian los colores con que pintaban las casas; de un verde viche se hacía referencias para el apoyo al actual presidente Correa y las de amarillo a Lucio, el destituido presidente ahora de nuevo en campaña. pero todo dentro de una tolerante disputa. En las carretera solo resaltaba vallas de Primero Ecuador y luego del largo viajé de regreso a Quito y me alojé cerca al parque de la alameda en una zona tranquila rodeada de muchos hostales y habitaciones para viajeros llamada la mariscal, una especie de barrio teusaquillo bogotano desde donde proseguí a mi conquista del centro histórico en una larga caminata por la calle pichincha hasta la calle guayaquil y encontrarme en medio de ese patrimonio de la humanidad.
Fascinado por el continum urbano, las construcciones coloniales y las filigranas doradas de las iglesias como la Compañía y el Sagrario, observaba minuciosa mente como las indígenas retacaban por las ventas de sus artesanías y prendas tradicionales, las cuales dentro de los centros comerciales se valoran enormemente; posteriormente ingresar al palacio Arzobispal y de Carondelet, que es abierto al público, el de mi país no.
Seguí por la tarde hacia la zona del estadio iba en busca de la casa del hombre y visité también centros comerciales (iñaquito y quicentro) en donde disfruté tanto de las hamburguesas de Mac donalds y Burguer king como del arroz con menestras que tanto apetecen los ecuatorianos.
Creo que después de esta aventura, valió la pena las tantas vicisitudes de mi ingreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario